A todos nuestros estimados contactos:

El día 18 del corriente mes remitimos a ustedes un correo con el link a un video sobre el Museo Rural de Altos del Perdido.

Debemos pedir disculpas a un grupo de nuestros amigos por haber enviado el mensaje sin copia oculta. Los envíos se van haciendo por tandas y se dio el hecho de que una de ellas salió sin tomar ese debido recaudo. Confiamos en la comprensión de quienes se vieron involucrados. Procuramos ser sumamente cuidadosos en nuestro trabajo pero los errores se dan y los asumimos. Nuevamente disculpas.

Agregamos ahora la errata y aquí entran en juego dos creadores con el mismo nombre: Alejandro Ferrari.

Cuando un querido amigo nos hizo llegar el enlace al video sobre el Museo de Altos del Perdido y vimos que la Dirección del mismo era responsabilidad de Alejandro Ferrari, llamamos de inmediato al Alejandro que conocemos (1), lo felicitamos por tan hermoso trabajo y le pedimos autorización para incorporarlo a nuestra página. Recibimos el permiso y realizamos la difusión.

Con gran sorpresa, horas después, nos venimos a enterar que el Alejandro Ferrari con el que habíamos hablado y al que hacíamos referencia en nuestro mensaje no era el Director del trabajo sino que ¡asombrosa coincidencia! lo era un tocayo (nombre y apellido) que se mueve en el mismo rubro.

Hacemos la aclaración pertinente y agradecemos a ambos Alejandros; a uno por tener la honestidad de aclararnos lo de la autoría, al otro (2) (con el que nos comunicaremos en breve y ya está al tanto de lo sucedido) por dar a conocer algo tan hermoso sobre uno de los valiosísimos emprendimientos que se llevan adelante por maestros de los más “perdidos” rincones de nuestro país.

Cordialmente
Marita Sugo Montero de Grillo

(1).- Alejandro Ferrari. DEDALO. Autor del video que publicamos sobre las actividades cumplidas por SAT EDUCA en el Centro Agustín Ferreiro.

(2).- Alejandro Ferrari. Ibirá Media