“Hacer que el niño en el trabajo educativo  trabaje  a fin de dignificar esta fundamental actividad humana. El sentido que damos a esta expresión implica eliminación de toda tendencia hacia el trabajo por  y para la producción, exclusivamente. En el trabajo educativo la primera producción que se exige es el aporte educacional,  sin perjuicio de que los productos materiales de ese trabajo se aprovechen en beneficio colectivo de los niños y del vecindario”

Fines educativos, inciso del  Programa para Escuelas Rurales (Año 1949)

Foto0152

 

Foto0153

Foto0157    Foto0156

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“El enseñar a producir papas iguales o inferiores a las que ya se obtienen en el paraje, no tiene ningún valor; pero lo tiene, en cambio, si actuando sobre dos o tres plantas en el terreno escolar, con una semilla determinada, con un abono desconocido en el lugar, o con una nueva forma de labrar la tierra logro que mis alumnos, trabajando en sus casas, obtengan papas mejores y más abundantes que las logradas hasta el momento”.

                                                            Agustín Ferreiro  (1937)

Foto0154

Foto0155