Damos a conocer algunas devoluciones de los educadores que participaron en dicha experiencia. Las mismas responden al siguiente planteo:

¿Cómo creo que esto que me llevo va a influir en mi rol como docente?

  • Mejorará mi desempeño en todos los aspectos: con los niños, con la comunidad y colegas ya que podré permitirme ser más empática de verdad y más sincera en relación a mi desempeño y eso permitirá mejorarlo. También aceptaré las críticas sin sarcasmos o enojos. No me preocuparé tanto por parecer y más por ser me va a dar más arraigo y compromiso. Espero que el aceptar mis emociones me lleve a ser más tolerante con las de los demás.

 

  • El impacto en mi rol sin duda será muy positivo. El encare del año laboral será muy diferente.

 

  • Estos días vividos han tenido una apertura en mi cabeza que nunca imaginé. Por dicha razón estoy convencida que mi rol docente va a tener un cambio sustancial. Por ejemplo: desde las distintas áreas del conocimiento aplicar las actividades y técnicas aprendidas. Realizar, investigas, escuchar al otro sin interrumpir, fomentar y promover valores, aplicar el “aprender a aprender”.

 

  • Como docente conocer un poco mejor a mis alumnos, entenderlos, buscar estrategias para no invadirlos, para estimularlos. Trabajaré más desde la sensibilidad con los padres, en colaboración para que estos niños desarrollen competencias.

 

  • Invitaré e informaré sobre el SAT para involucrar a los diferentes actores en esta nueva “EDUCACIÓN”. Buscaré estrategias válidas para difundir y aplicar las técnicas aprendidas con los padres y vecinos. Fomentaré instancias de intercambio con otras escuelas para potenciar y fortalecer relaciones.

 

  • Creo que voy a poder acercarme más a los niños, enfrentar las tareas con más palomo y serenidad y cultivar la comunicación más fluida con los padres y la comunidad fomentando relaciones sanas.

 

  • Pienso que le poder comprender algunos rasgos y conductas propias va a mejorar mi calidad de vida tanto a nivel personal como laboral. Voy a tratar de no exigirme ni exigir tanto a los demás y aceptar o que cada uno puede dar. También voy a poder reaccionar con mayor control de mí frente a situaciones con padres o niños. Voy a intentar mejorar mi postura ante la institución, valorándome como persona en primer lugar, con determinadas limitaciones, tiempos y responsabilidades pero sentidas más con el corazón y no tan pensadas. Si yo logro ser más auténtica, sacándome la coraza, voy a hacer más feliz lo que se verá reflejado indudablemente en mi labor docente.

 

  • En mi rol docente creo que lo que me llevo puede influir tanto como me lo proponga. Tengo la idea de intervenir en forma conjunta con las maestras que realizaron el curso. Pensamos elaborar un proyecto de trabajo que abarcaría las siguientes fases y actividades: 1).- reunión de quienes integramos el Equipo.2).-armado de una secuencia de acciones y cronograma para el presente año. 3).-Presentación ante acuerdo de Inspectores. 4).- Presentación para el distrito, maestros de doce escuelas; maestros de Agrupamientos Escolares. También creo que podremos realizar una intervención con la Directora del CAF y pasante (con la que aún no hemos profundizado en la propuesta).

 

  • Desde mi rol docente esta experiencia puede influir de forma productiva al tener una idea de que gran parte de mi accionar como docente depende del ego que se gestó en mi personalidad. De ahí, de la conciencia de que éste existe y que puede manifestarse de diferentes maneras es que pienso partir para poder construir puentes más firmes, claros, dinámicos con los niños y la comunidad. En lo que refiere a la Institución educativa, pienso que una Institución firme, agradable, fluida puede conformarse si dentro de la misma las relaciones interpersonales se dan con una dinámica armoniosa.

 

  • Espero que el crecimiento personal me permita cambiar aunque sea un poco mi forma de encarar mi tarea, principalmente mejorar la forma de relacionarme con los niños, conocerlos un poco más y poder enfrentar sus problemas emocionales para poder ayudarlos. No sé si lograré muchos cambios, pero sí que los intentaré y que algo cambiará. Intentaré transmitir primero a los compañeros y a algunos padres algo de información ¿quién sabe? A lo mejor estas instancias continúan y ellos también logran llegar a ellas, cada vez sumando más a esta misión de “cambiar el mundo”.

 

  • Voy a incorporar lo aprendido, a plantarme de otra manera frente a la comunidad, a los niños, colegas y vecinos.

 

  • En mi rol como docente seguir apuntalando los caminos de cada uno de mis alumnos, fortaleciendo los vínculos, sistematizando y ampliando las vivencias del cuerpo y las emociones. Abrir un nuevo espacio entre la familia y la comunidad. Encontrar los espacios a nivel institucional que permitan abordar la integralidad de los niños, padres y docentes como piezas claves de esa tarea. El desafío es grande por el recelo tradicional de una Institución fuertemente conservadora pero hay que intentarlo, tirar semillas al viento, encontrarnos es una necesidad cada vez más urgente.

 

  • Al conocerme un poquito más puedo actuar de acuerdo a las circunstancias en los diferentes ámbitos: docente, familia, comunidad.

 

  • A nivel de niños la posibilidad de abordar con ellos técnicas de reflexión y por ende, intentar canalizar actitudes poco beneficiosas en su formación. Con los padres explicarles, buscar obtener su apoyo en cuanto a saber escuchar a sus hijos y darse el tiempo necesario para ese espacio tan importante en la relación vincular. En la comunidad: ir ubicando estos temas como para que ausculten la importancia de aplicar y entender conceptos como tolerancia, aprender a convivir en armonía y no enfrentados. Cada ser es único e irrepetible, aceptémoslo y seamos aceptados.

 

  • Parafraseando a algunos compañeros, creo que un largo camino comienza por el primer paso. Esto implica que mi forma de pararme frente a la tarea docente cambiará; no buscando un cambio  en las prácticas de TODOS  o procurando ser una mártir de la educación, sino intentando pararme desde otro lado que me permita ver las formas de sentir y actuar como comunidad educativa. En cuanto a los niños creo que pude adquirir las herramientas para comprender a los demás, sus formas de actuar. El curso me ha brindado las ganas necesarias para contagiar a los demás miembros de la comunidad y poder desestructurar un poco la rigidez del sistema educativo atendiendo más a la formación del ser que del saber, priorizando al SER HUMANO.

 

  • Buscar nuevos caminos. Conocer a las personas mirándolas desde otros puntos de vista. Cómo actúan, qué dicen, cómo se presentan. poder ayudar, comprender, conocer a los niños. .Analizar sus comportamientos y actitudes frente a determinadas propuestas y acercarlos a la obtención de nuevos caminos para resolver sus conflictos, brindarles confianza. Mirar de otra manera los recursos, necesidades, inquietudes, sin dejar de accionar por el bien de la Institución.

 

  • Enriquecer, desde una perspectiva diferente, la labor daría. Ayudar a desarrollar la personalidad de cada niño. Llenar el vacío que tienen los alumnos. Incorporarlo a la Institución como una forma de vínculo y conocimiento de la comunidad escolar, mediante el uso de los recursos aportados en el Curso del SAT.

 

  • Creo que al entendernos más, conocer lo que nos pasa, podemos controlar nuestras emociones y limitaciones con los alumnos fundamentalmente con los pequeños. Trabajar más las expresiones, el teatro, la danza y la música y el contacto físico y emocional con la comunidad, darle la oportunidad de participar, generar más instancias con respecto al rol, intentar dejar las viejas estructuras generar instancias renovadoras, dejar un poco el rol de autoridad-poder y ser capaces de tomar el lugar del otro.

 

  • Pienso que me va a ayudar a enfrentar situaciones desde una nueva óptica, quizás con más calma y mayor eficiencia. El conocerme me permitirá trabajar en el fortalecimiento de mis debilidades y esto repercutirá directamente en lo institucional.

 

  • Sin duda que la influencia hacia la Institución toda será sumamente positiva. Si mejoro como persona, podré mejorar como docente.

 

  • Creo que al escuchar desde el corazón me dará la posibilidad de mejorar mi capacidad de escuchar y sentir las necesidades de los que me rodean (niños, padre, colegas). Darme cuenta de quién soy también me ayudará a que mejore mi manera de enfocar mis clases, apostando más al amor, entregando mi ser y mi pasión en el aula y con los alumnos sin dejar de cuidarme y estar bien.

 

  • Creo que estas vivencias van a influir de manera muy positiva en mi tarea. Estoy muy de acuerdo con Claudio Naranjo de que más que enseñar debemos preparar para que nuestros alumnos aprendan a aprender ya que si saben aprender pueden construir el conocimiento. Seguro que miraré de otra manera a mis niños le daré los tiempos necesarios, les escucharé más, les enseñaré desde las emociones. En lo que hace a padres y comunidad también aplicaré esto de la escucha ya que tal vez no se ha logrado un vínculo fuerte porque las propuestas han partido desde la escuela hacia ellos, desde mí hacia ellos. Trataré de tener más control de mí, de ser más auténtica y sobre todo de vencer el miedo.

 

  • Con los padres, niños, madres, comunidad, me propondré mantener un diálogo más fluido. Con mis compañeros de trabajo mantendré la buena relación existente. Con la Institución trataré de entender todas las dificultades que surjan poniendo lo mejor de mí, buscar el apoyo de todos los integrantes y la participación.

 

  • Pienso que la experiencia vivida me va a ayudar a tomar las cosas y principalmente, los problemas con más calma, sin que me dañen. Me va a ayudar a continuar conteniendo determinadas actitudes que dañan a los demás. Pienso que a partir de esta semana he entendido que debo mirar a mis alumnos de manera diferente, espero poder comprenderlos mejor y poder presentarles propuestas de aprendizajes que le resulten significativos y puedan aprender desde su trabajo y su interés de buscar caminos para aprender, sobre todo generarles las ganas de aprender.

 

  • He reafirmado mi convicción de que el eje son los niños, el trabajo con ellos, desde ellos, conociéndolos, fortaleciendo el vínculo. También me afirma la importancia del trabajo integral, incluyendo sobre todo el hacer desde lo afectivo y lo artístico. En cuanto al trabajo con padres y comunidad, que es mi punto débil, debo trabajar para ver la realidad, los padres pueden ser un gran apoyo, una gran experiencia. Debo pensar cómo llevarlo a cabo trabajando mis debilidades y fracasos.

Da para reflexionar…