A la Escuela  Rural Nº 17  de Paso de Castro, departamento de Durazno, concurren  trece    alumnos.

Como nos informa la maestra  se cubren todos los grados desde inicial hasta sexto año.

La mayoría de los escolares deben recorrer grandes distancias para llegar al centro docente.  Algunos, los menos, viven en la zona, los otros  proceden de lugares más apartados lo que determina que en los días de lluvia la asistencia baje considerablemente. Este problema se acentúa en los meses invernales por lo que se pierdan muchas horas de clase.

bandera de la entrada

El día que visitamos la Escuela Nº 17 había mal tiempo. Pese a ello sólo faltaba un alumno de educación inicial.

alumnado

La hora del almuerzo  es un momento  de camaradería. Los escolares conversan animadamente y cuando la charla amenaza  transformarse en algarabía, alguno de los comensales propone jugar  al juego del silencio y controlan que las reglas que rigen el entretenimiento se cumplan a rajatabla. Entonces reina el silencio y abundan las risas contenidas.

almuerzo

La dieta que se sigue es controlada por una nutricionista que orienta  a todas las escuelas rurales del departamento.  La auxiliar de servicio, Sra. Alba Paredes, lleva adelante  los planes alimentarios trazados, cuida concienzudamente la dieta de los alumnos y ha realizado cursos sobre la manipulación de alimentos.