IMG_4129

 

En el kilómetro 58.500 de la ruta 30 se encuentra la Escuela Nº 60, que funciona como Internado Rural.

IMG_4144     IMG_4146

 

 

 

 

 

 

Este centro docente inició sus actividades como escuela de maestro único. En la década del cincuenta del siglo pasado y atendiendo las necesidades de la población de la zona de influencia, se transformó en un Internado rural.

Los niños viven en la Escuela de lunes a viernes y el horario se divide en dos turnos: desde las 8.30 a las 13.30 los maestros dictan clase desde inicial a sexto año. Luego del almuerzo se desarrollan actividades extracurriculares, se realizan los deberes, se organizan juegos y otras labores que tienden, en todo momento, a que los alumnos adquieran buenos hábitos, a que convivan en un ambiente de respeto a sus pares y, como reafirma la Directora Maestra Teresita López, “que aprendan a ser niños felices”.

Se tiene especial cuidado en la higiene de los internos siendo los maestros los que dirigen y controlan el baño cotidiano y el lavado de cabeza semanal.

A las 20 y 30 horas los niños se acuestan y permanecen bajo el control y el acompañamiento de la Directora y otros docentes.

El local se ha ido ampliando para cubrir los requerimientos de un Instituto en el que deben convivir varias decenas de niños de diferentes edades y de ambos sexos.

Aquí ha sido decisiva la creatividad y el empuje de la Directora. Las carencias son muchas y se está estudiando la remodelación de la cocina y los baños que están en condiciones bastante precarias.

IMG_4158        IMG_4160

 

 

 

 

 

 

Las duchas cuentan con dos calefones pero ambos tienen desperfectos que determinan que no se puedan usar. Se ha dado solución al problema en forma transitoria habilitando la conexión a un tanque en el que se calienta agua mediante un fuego permanentemente encendido.

IMG_4148

Los dormitorios de las niñas y de los varones cuentan con artefactos de aire acondicionado.

IMG_4167          IMG_4166

 

 

 

 

 

 

 

IMG_4168               IMG_4165

 

 

 

 

 

 

 

Llegamos al Internado un día lunes y los alumnos presentes habían terminado de almorzar. Faltaban algunos internos que irían llegando por distintos medios en el correr del día.

El comedor es amplio y sus columnas han sido decoradas por los niños.

IMG_4154                         IMG_4155

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luego de lavarse los dientes los niños volvieron a sus salones a proseguir las clases.

IMG_4170

IMG_4171                   IMG_4172

 

 

 

 

 

 

 

IMG_4174                   IMG_4175

 

 

 

 

 

 

 

IMG_4152

Muchos de los escolares se habían quitado la túnica preparándose para la clase de Educación Física que tendría lugar “en un ratito”.

IMG_4182

La Profesora de gimnasia está contratada por la Fundación La Magdalena como una forma más de colaborar con el Internado.

IMG_4181

Otra Fundación, la Gastesi Martinicorena, que apoya la obra de escuelas rurales en los departamentos de Artigas y Salto, coopera con el centro docente aportando los servicios de un Doctor y una Enfermera. La Escuela contaba con invernáculos que fueron destruidos por un temporal y que se están reconstruyendo poco a poco. En esa tarea están maestros y niños. El CAPDER ofreció su colaboración para acelerar al proceso de reparación.

IMG_4150

IMG_4180

Pese a los problemas locativos y a la escasez de personal, el Internado cumple una función relevante en la zona brindando educación a niños que, de no contar con esta institución, quedarían fuera del sistema por proceder de lugares apartados, del Brasil algunos, o por pertenecer a familias cuyos jefes realizan tareas zafrales que les obligan a tener una vida cuya tónica es la movilidad.