Todas las escuelas tienen una historia que se construye día a día. Los maestros y los maestros-directores son, fundamentalmente, el factor dinamizador para que los niños y el entorno rural encuentren en el centro educativo un espacio de referencia.

Hay también proyectos escolares más ambiciosos que trascienden su ámbito cercano.

La escuela Nº 85 de Altos del Perdido, en Soriano, es una escuela… muy especial. Su maestra-directora, Mariángeles Bugani, es la gestora de un museo escolar que tiene dimensión didáctica, es referencia de la zona e integra los circuitos turísticos del departamento.

Presentamos esta fermental experiencia (PDF, 1,8mb).